ASAJA denuncia un caos en la gestión de los pagos de la PAC

Según el sindicato, este caos está producido en su mayor parte por la gestión de las ayudas europeas de la Política Agrícola Común, de las cuales algunos agricultores y ganaderos todavía no han visto ni un euro de la solicitud del año 2016, y probablemente no lo verán hasta junio de 2017.

En muchos de estos casos se trata de pequeños errores en el expediente o retrasos en la gestión de los mismos por parte de la propia administración, para los que se podría hacer un pago parcial que inyectará liquidez en estas explotaciones agrícolas y ganaderas.

ASAJA denuncia que a lo largo de el mes de enero numerosos agricultores y ganaderos están recibiendo cartas del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad indicando errores en la declaración de PAC del 2016, debido a desajustes entre la misma y el SIGPAC que sirve de base para su confección. Hay que aclarar que estos errores están debidos a que se ha modificado este SIGPAC una vez finalizado el plazo de solicitud de ayudas, con lo que cuando se realizó esta solicitud se hizo de forma correcta.

Según el sindicato, a esto se debe sumar problemas sin resolver que se arrastran de campañas anteriores, como son los coeficientes de admisibilidad de pastos que impiden declarar superficies que en realidad se pastan, o el no considerar festucas como superficies agrarias, entre otros muchos.

Ángel Samper, secretario general de ASAJA ARAGÓN recuerda que “hemos agotado las vías de conciliación y negociación y además no existen ni perspectivas ni garantías de que lo ocurrido no se repita. Todo lo contrario el FEGA y la DGA se pasan la pelota como si un partido de ping pong se tratase por el miedo a asumir cualquier tipo de sanción europea. Ello les lleva a extender un verdadero disparate donde el atropello se consuma cambiando las reglas de juego cuando se les antoja y por consiguiente penalizando cuando ya se habían confeccionado los expedientes con las normas y mediciones oficiales en el momento de la confección del documento. Entendemos que ello escapa a la racionalidad, al sentido común y al derecho. Lo hemos trasladado en reiteradas ocasiones y no se nos da ninguna solución por lo que la única vía que se nos deja es la justicia”.

Continúa Samper “por parte ASAJA ARAGÓN se hace otra vez especial hincapié en que no puede haber políticas rurales sin presupuesto. Una vez más recordamos que en el 2016 de los 5.000 millones de euros de presupuestos generales de Aragón había comprometidos 50 anuales para la política rural y se han aplicado 25. Y en el 2017 una vez más el voto mayoritario urbano donde se referencia la política nos van dibujando poco a poco los espacios vacíos. Desde ASAJA ARAGÓN llevamos muchos meses incidiendo en la necesidad de crear una plataforma rural integrada por todos los activos rurales para evitar el desastre territorial que se está produciendo. Hemos estado ya con todos los grupos políticos. Es hora de cambiar los espacios “vacíos” y llenarlos de contenido.

Finaliza Samper recordando “el siguiente paso será el de defender nuestros derechos en los tribunales, a lo que invitamos a sumarse a los agricultores y ganaderos injustamente tratados, y al resto de Organizaciones Profesionales Agrarias”.