El consejero de Desarrollo Rural se compromete a ayudar al sector de la fruta.

El consejero de Desarrollo Rural se reúne en Fraga con una representación de los fruticultores, con quienes se ha comprometido a intentar sacar adelante algunas medidas que ayuden a paliar la situación del sector.

La reducción de módulos del IRPF, el adelanto de las ayudas de los seguros agrarios y el aplazamiento de las amortizaciones correspondientes a los préstamos derivados del veto ruso son algunas de las medidas que reclamaban los productores y que el consejero se comprometió a sacar adelante.

Otras cuestiones de las que planteaban los productores como las retiradas, controlar lo que se planta o garantizar un precio justo, escapan a las competencias del consejero que escuchó las reclamaciones y se comprometió también a organizará una jornada de estudio y examen de las organizaciones de productores de frutas y hortalizas (OP) con el fin de hacer un diagnóstico sobre su situación actual y utilidad para afrontar los problemas de mercado como el que afecta en esta campaña a los productores de fruta de hueso.

El consejero también manifestó que la PAC es manifiestamente mejorable y que con una reforma adecuada de la misma las subvenciones que reciben los profesionales de la agricultura serían más eficaces y compensarían adecuadamente las pérdidas provocadas por crisis como la actual de la fruta dulce.