3 Claves para una alimentación saludable

Cinco comidas al día.

En general los expertos aconsejan realizar cinco comidas al día. Además del desayuno, almuerzo y cena, es muy recomendable un tentempié a media mañana y una merienda. Realizar más comidas no quiere decir comer más sino repartir las ingestas a lo largo del día. De esta forma es mucho más sencillo llevar una dieta variada e introducir la fruta  y los frutos secos en la dieta con todas las ventajas que ésto nos aporta.

 

Consumir fruta fresca de temporada.

Las frutas nos aportan vitaminas, fibra, minerales y agua. Hemos de consumir varias piezas de fruta al día. Es preferible comerla sin ningún tipo de preparación. Si la cocinamos pierde propiedades y si la hacemos zumo no nos aportan la misma cantidad de fibra. Es por ello que lo mejor es lavar bien la fruta y comerla a mordiscos. La fruta de temporada está en su momento óptimo de consumo y es fácil de llevar para tomarla a media mañana o en la merienda.

Un puñado de frutos secos

El consumo de grasas es fundamental para nuestra salud  ya que nuestro cuerpo las utiliza en distintos procesos y no es capaz de generarlas. Es por ello que nuestra alimentación debe incluirlas teniendo en cuenta que hay algunas que son más saludables que otras. El aceite de oliva y los frutos secos son grasas que se recomienda consumir a diario. Contrariamente a lo que se cree, comer un puñado de frutos secos es una buena práctica que no nos hará incrementar nuestro peso y nos aportará innumerables beneficios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.