Balance positivo de la misión inversa con Emiratos Árabes.

DSC_0670La misión inversa que impulsan el Ayuntamiento de Fraga, la Cámara de Comercio de Huesca y Aragón Exterior para que unos diez importadores de frutas y verduras con sede en Emiratos Árabes Unidos conozcan las capacidades y el producto de dieciséis centrales frutícolas fragatinas tiene ya su primer balance y es positivo. Así lo considera al menos Roser Mestre, responsable de turismo y alimentación en Aragón Exterior y coordinadora técnica de una misión inversa que ha permitido celebrar durante toda la semana un centenar de reuniones profesionales en las que importadores y productores locales han encarrilado acuerdos: “Así es. Han sido días muy fructíferos y los importadores han descubierto que la fruta de Fraga era un secreto bien guardado y que su calidad es excepcional y la capacidad de trabajo de las empresas responde a sus necesidades. Nosotros estamos recogiendo las opiniones de los importadores y ya podemos hacer un primer balance. Las empresas que han visitado Fraga estos días trabajan ya con productores del sur de España y han encontrado aquí cosas que buscaban. Están empezando a cerrar acuerdos y así nos lo han transmitido”. Durante la jornada de ayer, representantes de Lulu Group, una cadena de supermercados y hipermercados que cuenta con más de un centenar de establecimientos en Oriente Medio, visitaron algunas de las empresas frutícolas de la zona. Tras la visita que realizaron a Fresc Majos, el representante del grupo Zufilkar Kadavath valoraba así la experiencia y confirmaba las palabras de Roser Mestre: “Nos interesa toda la fruta que se produce aquí. Nos ha sorprendido la calidad y, sobre todo, la presencia de melocotón de carne blanca, que es algo que demanda nuestro cliente. La calidad y el sabor de la fruta de Fraga son de los mejores. Contamos con un delegado aquí y vamos a volver a la zona para cerrar los primeros convenios en junio. Hemos identificado ya cuatro o cinco proveedores de gran nivel. Nosotros tenemos la sede en Dubai, pero trabajamos en todo Oriente Medio y en Asia. Malaysia, Singapur y otros lugares también forman parte de nuestros objetivos”. Albert Majos, gerente de Fresc Majos, mostraba también su satisfacción: “Es lo que queríamos. Nos hemos entendido y va a haber acuerdos. Lulu Group es una gran empresa y trabajar con ellos sería muy importante. Esperamos que vuelvan a visitarnos”. Majos considera imprescindible que se impulsen acciones como la misión inversa: “Es fundamental para el sector. Hay que abrir nuevos mercados y quiero dar las gracias al Ayuntamiento de Fraga, Aragón Exterior y la Cámara de Comercio de Huesca”.

Durante la semana, se han celebrado más de un centenar de reuniones en las que los importadores emiratíes y los productores de la zona han podido trabar acuerdos, intercambiar puntos de vista y abrir la puerta a un entendimiento que se antoja imprescindible para que la fruta de Fraga incremente su presencia en los mercados más exigentes de Oriente Medio. “Todos sabéis los problemas que hemos vivido el año pasado con el veto ruso y podéis pronosticar los que podemos tener en la campaña de este año si la situación no cambia o no hacemos nada para abrir nuevos mercados. Por eso organizamos esta misión inversa y la verdad es que creo que lo tenemos fácil para convencer, porque nuestra fruta es la mejor de la zona y en Fraga tenemos industrias punteras que trabajan con el nivel de calidad y eficiencia que exigen países como Emiratos Árabes Unidos”, explica Santiago Escándil, el Alcalde de Fraga.

Entre las empresas que han visitado estos días Fraga figura también Nassar Al Refaee, una firma con 35 años de experiencia que importa cada día 400 toneladas de frutas y vegetales de todo el mundo. Dicha firma trabaja ya con proveedores españoles –también aragoneses- y su interés es ampliar aquí su nómina de proveedores y el volumen de importación. Adnan Nassar Al Refaee, el director de importaciones de la citada firma, lo contaba ayer: “Espero encontrar nuevos proveedores con producto de calidad que sean capaces de mejorar lo que ya tenemos. Trabajamos con España y buscamos nuevas fuentes de producto. En los dos últimos años, nuestro volumen de compra de productos españoles –en concreto frutas y vegetales- ha crecido más de un 100%. Traemos brócoli y lechuga iceberg de Valencia, naranja y cebolla de Valencia y melocotones, nectarinas y ciruela de Aragón. Nos movemos con las temporadas y en cuanto comienza la temporada de un producto, empezamos a importar”, indica.

El interés de Emiratos Árabes como mercado va más allá del volumen de la población de aquel país, ya que los importadores que trabajan allí han convertido este pequeño país del sur de la península arábiga en un centro reexportador que desempeña en la zona un papel similar al que tiene Holanda en Europa. Así lo indica José Ignacio Gramún, el concejal delegado de Agricultura: “Es cierto que los habitantes de Emiratos Árabes no pasan de los diez millones, pero la llave de Arabia y otros países de Oriente Medio la tienen ellos. Pueden abrirnos un mercado de 300 millones de habitantes si contamos países como Arabia Saudí, Paquistán y otros. Es una oportunidad, la gente está muy ilusionada y palpamos el interés de los importadores”. Ellie Shaheen, de KAF Group, así lo señalaba también el pasado lunes tras la visita a Summer Fruits, una de las centrales frutícolas que participan en la misión inversa: “Estamos impresionados al ver la cantidad de variedades que nos ofertan desde un mismo lugar. Es una nueva zona desde la que importar para nosotros y nosotros somos para los productores de la zona una nueva zona a la que exportar. Es una gran oportunidad de hacer negocios juntos y creo que la sintonía puede ser buena. Dubai importa todo y de todos los lugares del mundo. Necesitamos continuidad de suministro, no puede haber desabastecimiento nunca. Debemos recibir producto fresco todos los días y por eso queremos tener el máximo número de proveedores. Necesitamos, eso sí, la máxima calidad y a un precio competitivo. Lo más interesante de este viaje es que vamos a poder tratar directamente con el productor sin intermediarios”, explicó.

La misión inversa que se ha desarrollado esta semana concreta un proceso que se inició a principios del mes de febrero con una reunión celebrada en MercoFraga en la que participaron empresarios frutícolas de la Ciudad, el Alcalde de Fraga Santiago Escándil y el director de Aragón Exterior Ignacio Martínez de Albornoz. Para hacerla posible, el Ayuntamiento ha aportado para financiar la acción un total de 10.000 euros. Dicha cantidad debe valorarse como una inversión que beneficia a toda la ciudadanía, ya que el sector frutícola es el principal motor de la economía local: “De lo que se trata es de que los compradores vengan aquí y vean qué fruta producimos. El Ayuntamiento aporta 10.000 euros para reducir el coste de la acción a las empresas. Creemos que es el camino, el sector frutícola es el motor de nuestra economía y los recursos públicos están para ser invertidos. Es una buena inversión que nos beneficiará a todos: hablamos de una acción comercial seria y bien programada que generará resultados que beneficiarán a la economía de nuestra zona. En Berlín, en la feria Fruit Logistic, estuvimos tanteando las posibilidades de organizar una misión de este tipo y ahora se concreta finalmente. Entre todos, abriremos nuevos mercados para atenuar el impacto del veto ruso sobre la economía de Fraga”, explica el Alcalde de Fraga. Durante la semana que viene se realizará un balance más exhaustivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.