Carpocapsa y Grafolita han sido las dos plagas más destacadas de este verano.

Desde la redacción de EPDF hemos solicitado a la delegación en Fraga de Industrial Química Key un resumen de la campaña en cuanto a plagas que os ofrecemos a continuación.

Del mismo modo que el año anterior, la campaña 2017 empezó con una floración anticipada de las variedades más tempranas, con un adelanto entre 10-14 días respecto a la campaña anterior, a causa de las elevadas temperaturas del otoño e invierno pasado. Como ya va siendo de costumbre en estos últimos años, la campaña de recolección empezó a finales de abril con las cerezas más tempranas, seguida a los pocos días por los albaricoques más precoces.

A diferencia del año anterior donde la climatología fue un factor negativo determinante, este año ha sido de lo más respetuosa durante toda la campaña. Un invierno cálido acompañado de una primavera respetuosa con las heladas, ha propiciado una elevada floración y un excelente cuajado de frutos. Las tormentas de pedrisco que iban siendo una constante estos últimos años, han reducido su incidencia, por lo que los frutos no se han visto prácticamente afectados y las producciones han sido elevadas.

En cuanto a plagas, la Carpocapsa y la Grafolita han sido las dos plagas más destacadas de este verano, con elevadas capturas en las trampas de muestreo en momentos puntuales de la campaña. Es importante destacar que se ha encontrado algún foco preocupante en nuestra zona, por lo que se deberá prestar una especial atención a la evolución de la plaga durante las próximas generaciones. En cuanto a Anarsia, las capturas han sido bajas durante toda la campaña, detectándose algún pico puntual en la época de mayor incidencia. Finalmente, la población de Ceratitis también se ha mantenido controlada, entrando tarde en nuestra zona, siendo las primeras semanas de septiembre cuando ha experimentado un vuelo más elevado y una mayor afección a las parcelas.

Finalmente, en cuanto a enfermedades, debido a la escasez de lluvias durante todo el periodo estival, esta ha sido una campaña con pocos problemas de Monilia y Oidio, que ha permitido la recolección de frutos de mayor calidad y una considerable reducción de mermas.