Desarrollo Rural trabaja en un sistema de asesoramiento para el sector agrario que será la pieza fundamental del Programa de Desarrollo Rural hasta 2020

imagenes_agrobank_bbe076fcEl Gobierno de Aragón está trabajando en la puesta en marcha de un sistema de asesoramiento para los agricultores y ganaderos que, en palabras del consejero de Desarrollo Rural, “será la medida fundamental del Programa de Desarrollo Rural (PDR) hasta 2020”.
Esta se complementa con otras dos igualmente importantes, la de fomento de la cooperación y la de formación, ambas ya en funcionamiento. Con la primera se busca favorecer la resolución de problemas concretos mediante la cooperación de los agentes del sector para la búsqueda de soluciones innovadoras. La de formación se refiere a la formación continua de los agricultores y ganaderos.
Uno de los retos es el cambio climático, asunto que ha centrado buena parte de los debates que han tenido lugar en la jornada organizada por AgroBank en CaixaForum y en la que ha participado el  consejero de Desarrollo Rural.
Sobre la cuestión climática, el consejero ha afirmado que ni la ciencia ni los gobiernos tienen que ser catastrofistas, porque “su obligación es buscar soluciones”. Además, ha añadido, “la inteligencia colectiva rechaza el catastrofismo”.
A continuación,  ha desgranado el decálogo de su departamento en lo que se refiere al cambio climático:
– Mejorar la gestión de estiércoles.
– Mejorar la gestión de los suelos agrícolas.
– Introducir nuevas variedades para nuevos patrones de cultivo.
– Mejorar la sanidad vegetal y animal.
– Aplicar una política del agua más realista y eficaz.
– Fortalecer las políticas de seguros agrarios.
– Implementar nuevas políticas comerciales.
– Reducir el desperdicio y los residuos alimentarios.
– Desarrollo del Proyecto Agroclima, en el que el departamento lleva varios meses trabajando de forma conjunta con el sector.
– Reformar la PAC en profundidad.
Seguidamente, el consejero ha resumido las dos líneas fundamentales de la política agraria que defiende: producir alimentos y preservar la renta de los agricultores.
Y, ya en la clausura, ha expresado su reconocimiento a CaixaBank y a la Universidad de Lérida por la creación de la Cátedra AgroBank, insistiendo en que la transferencia de conocimiento es capital para “mejorar la renta de los agricultores y reducir la brecha entre campo y ciudad”, que es el objetivo político que se esconde tras el objetivo operativo: desarrollar un sistema estructurado de transferencia de conocimiento.
Más de un centenar de personas han participado la I Jornada de la Cátedra AgroBank de la Universidad de Lleida, dedicada a analizar los Retos actuales y futuros en el sistema agrario mediterráneo.