El 55% de los agricultores son mayores de 55 años.

file0002086388064Según informa UAGA,  sólo el 6% de los agricultores está por debajo de los 35 años. Analizando los datos del FEGA, relativos a las ayudas directas percibidas por los agricultores y ganaderos aragoneses en 2012, más del 39% de los solicitantes de la PAC son ya personas jubiladas (18.000), esa cifra en estos momentos superará con creces el 40%. A esa misma fecha los agricultores y ganaderos menores de 34 años representaban el 4,43% (2.040) del total de solicitantes de la Ayudas PAC 2012.

Según un estudio de COAG, más de la mitad de los jóvenes agricultores (53%) trabajan en la actualidad por cuenta propia, seguido de un 32% que lo hace para la explotación familiar. La figura de ayuda familiar queda reducida a un 5%. La incorporación se sigue produciendo a través de la propia familia. El 82% de los jóvenes agricultores produce de manera convencional, frente al 18% que lo hace en ecológico. Se produce un ligero aumento de la producción ecológica cuando es realizada por mujeres.

De 2001 a 2014, en Aragón, se han incorporado 3.233 jóvenes. De éstos 911 son mujeres y 2.322 hombres. A este ritmo de incorporaciones, la brecha entre jubilados y jóvenes en el sector será más grande, ya que hay mayor número de jubilaciones que de incorporaciones a la actividad agraria.

UAGA recuerda al nuevo Gobierno de Aragón que como medida de apoyo al sector, para fomentar el relevo generacional y para el mantenimiento de la vida en nuestros pueblos, es urgente la publicación de las bases y de la convocatoria de las ayudas a la incorporación y a la modernización de explotaciones, imprescindibles para hacerlas competitivas. De no ser así, 2015 será un año “en blanco” como pasó en 2013, que solo se aplicó la farsa del Plan Impulso, con el que sólo se pudieron incorporar 22 jóvenes al sector.

A la falta de presupuesto y de cofinanciación para aplicar las políticas de incorporación y modernización de explotaciones y a la dificultad del acceso de los agricultores jóvenes a las ayudas de la PAC, se suman otros obstáculos, como la falta de acceso a la tierra, por sus altos precios y la escasa movilidad; las dificultades para acceder a créditos u otras formas de financiación y el exceso de burocracia y exigencias de las ayudas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.