El Ministerio intenta atender alguna de las demandas del sector.

El secretario general de Agriculturase se reune con representantes de organizaciones del sector hortofrutícola para explicarles que,  el  3 de agosto, el Ministerio solicitó a la Comisión Europea, que es la que tiene que decidir, un incremento del volumen de producto retirado, con cargo a las medidas excepcionales aprobadas como respuesta al veto ruso.

El secretario general ha recordado además que, durante el próximo otoño,  el MAPAMA convocará  un grupo de trabajo para llegar a un acuerdo sobre un paquete de medidas integral, aplicable al sector de la fruta de hueso y de pepita.

En la línea de medidas de apoyo al sector, el secretario general ha recordado también que permanece abierta la línea de ayudas a la financiación, con cargo a la Orden AAA778/2016 que, en el caso del sector de frutas, cubren avales para préstamos de hasta 10 años y hasta 80.000 euros.

Asimismo, el MAPAMA se ha comprometido a trasladar al Ministerio de Hacienda la solicitud de ajustes fiscales en el IRPF de 2017, como consecuencia del desarrollo anómalo de la campaña.

CAMPAÑA FRUTA DULCE 2017

En la reunión se ha analizado la evolución de la campaña de fruta dulce 2017; una campaña caracterizada por una recuperación de los niveles productivos normales, pero con cotizaciones inferiores a las de años anteriores.

Como herramienta para la gestión de la campaña, este año el sector contaba con un incremento en los importes de ayuda a las retiradas del mercado. Adicionalmente, el Reglamento Delegado (UE) 2017/1165 estableció, como consecuencia del veto ruso, un cupo extraordinario de retiradas de 9.775 t para melocotón y nectarina y 1.275 t para ciruela.

Además, con el fin de facilitar las entregas a distribución gratuita de producto retirado, tanto con cargo al veto ruso como a los programas operativos, el Ministerio puso en marcha el 8 de junio un cupo de 25.000 toneladas para la transformación en zumo de melocotón, nectarina, paraguayo y platerina retirados del mercado.

Esta medida, que será de aplicación hasta el 30 de septiembre, se ha escalonado en tres fases (junio, julio y agosto – septiembre) para una utilización más eficiente del cupo en las distintas zonas de producción.

Hasta la fecha, se ha utilizado la totalidad del cupo con cargo a medidas excepcionales, quedando disponible una parte de los programas operativos. Sin embargo, los actuales niveles de producto almacenado, han motivado  la solicitud cursada por el  Ministerio a la Comisión Europea, pidiendo una ampliación del cupo de medidas excepcionales. Una petición ya en curso, sobre cuya evolución el secretario general mantendrá informado al sector.