Reino Unido podría salir de la Unión, sin acuerdo, en abril.

Después del rechazo, por parte del Parlamento británico, del acuerdo alcanzado entre la Comisión Europea y la primerea Misinstra, se abre un periodo de gran incertidumbre que podría terminar en abril con la salida del Reino Unido de la Unión y el restablecimiento de aduanas, controles y aranceles.

La imposición de controles aduaneros y fitosanitarios afectaría sensiblemente al sector de frutas, un producto perecedero, que regquiere de una logística ágil. Además, el pago de aranceles encarecería los productos europeos frente a los de otros mercados con acuerdos comerciales.

Cítricos y fresas son las principales frutas que España exportó a Reino Unido en 2018, siendo las producciones de Murcia, Andalucía y Comunidad Valenciana las más expuestas a un Brexit sin acuerdo. La importancia del mercado británico en el Bajo Cinca es muy desigual afectando de forma muy distinta a las distintas comercializadoras.